Participación ciudadana en Legazpi

En el municipio de Legazpi, se trabajó en el espacio público y las edificaciones de los barrios demostrativos San Ignacio, San Martín, Arantzazu y San José.

Dentro de su proceso participativo, realizado tanto de manera presencial como digital, ha tratado de implicar a diferentes agentes, desde la ciudadanía en general a asociaciones (vecinales, gastronómicas de amas de casa, etc.), colectivos específicos (personas jubiladas, comerciantes, personas con discapacidad física, adolescentes), expertos, y grupos políticos.

El proceso participativo presencial se dividió en dos sesiones, la S01 de diagnóstico enfocada en contrastar, consensuar y priorizar, con sus participantes, las necesidades y oportunidades detectadas, para en una segunda sesión S02 propositiva, centrada en concretar y trabajar las propuestas detectadas, analizando su viabilidad y agentes implicados en su implementación.

La primera sesión S01 se celebró el día 7 de marzo de 2018 en el centro social (Hogar del Jubilado) de Legazpi, con 34 participantes, de los cuales 16 fueron mujeres y 18 hombres, y la segunda sesión S02 tuvo lugar el 18 de abril en el mismo espacio, con 47 participantes.

La participación digital se llevó a cabo a través de la plataforma web Citizen desarrollada por Createlli, abierta al público del 1 de marzo hasta el 15 de mayo.

Las personas participantes, tras completar su perfil, accedían a la consulta sobre diferentes cuestiones referidas a los temas centrales del espacio público y las edificaciones de los cuatro barrios demostrativos (San Ignacio, San Martín, Arantzazu y San José), con un formato de afirmación ante la cual mostrar un grado de acuerdo.

Se puede concluir con la afirmación que el proceso participativo ha cumplido con las expectativas establecidas. El público ha sido muy activo y participativo y se han llegado a definir medidas concretas muy interesantes a considerar por los ayuntamientos. Por otro lado, la ciudadanía ha conocido otras experiencias que se han llevado a cabo a nivel europeo valorando positivamente su replicabilidad en sus barrios, llegando a valorar muy positivamente el proceso participativo.  

Por su parte, hay que destacar muy positivamente la implicación a lo largo del proceso participativo de diferentes tipos de agentes, ciudadanía,  asociaciones y técnicos municipales, por lo que las medidas de adaptación propuestas por la ciudadanía cuentan con la implicación directa de los agentes que deben aplicarlas.